Uno de los activos principales de la Firma es su capacidad para diseñar una estrategia de solución de controversias que permita alcanzar una transacción eficiente desde el punto de vista de negocios dentro de un corto periodo de tiempo a partir de que se toma el asunto. La mayoría de las controversias mercantiles y civiles que nuestros socios han manejado son esenciales para el negocio de los clientes. Nuestros clientes por lo tanto consideran de gran valor el alcanzar un resultado que haga sentido.

Nuestro trabajo en esta área implica identificar las distintas alternativas ofensivas y defensivas que nuestros clientes tienen a su alcance; adaptar estas alternativas a los requerimientos de negocios de cada uno de nuestros clientes para evitar perturbar sus actividades ordinarias; elaborar los documentos principales de litigio; coordinar la implementación de las alternativas seleccionadas por el cliente (lo que frecuentemente involucra distintas áreas, por ejemplo una estrategia civil combinada con procedimientos penales); y preparar y negociar los documentos de la transacción.

Las transacciones logradas por los abogados de la Firma son comúnmente tan complejas como cualquier operación comercial de gran escala. Dada la experiencia transaccional pura del grupo, somos regularmente capaces de diseñar e implementar transacciones que maximizan el valor del acuerdo para nuestros clientes. Nuestro trabajo en esta área abarca desde litigio judicial hasta arbitraje.